Fotorrejuvenecimiento con IPL

Está indicado para el rejuvenecimiento de la piel, pero sobre todo, para tratar manchas: presencia de pigmentación anómala en la piel.

El Fotorejuvenecimiento IPL es un procedimiento no invasivo que utiliza la luz pulsada para mejorar la calidad de la piel y reducir los signos de envejecimiento cutáneo. La combinación de luz y transmisión de calor produce la estimulación de colágeno, elastina y proteoglicanos.

El fotorejuvenecimiento con IPL trata daños pigmentados por exposición al sol (manchas solares o producidas por la edad), líneas finas y arrugas de expresión y mejora del tono facial, consiguiendo, así, un resultado más uniforme y una piel más fresca.

Con este tratamiento se pueden trabajar también manos, escote, cuello, etc.

Duración del tratamiento: 45 minutos.

Apto para todo tipo de edades.

Fotorrejuvenecimiento con IPL