Drenaje Linfático o Presoterapia

Ideal como tratamiento para la circulación o como complemento de otros tratamientos como cavitación o radiofrecuencia.

Se encarga de drenar el plasma sobrante tras los diferentes procesos celulares y, además, actúa como filtro para eliminar cierto tipo de residuos que pueden acabar perjudicando el organismo.

Su objetivo principal:activar la circulación de la linfa

Tiene beneficios tanto internos como externos:

– Ayuda a reducir la celulitis. Su principal uso es para reducir y mejorar dos problemas conocidos por todas las mujeres como son la celulitis y la piel de naranja. Y además, también te ayuda a tonificar los músculos.

– Después de una liposucción. Es uno de los tratamientos que se recomiendan cuando una persona se somete a una liposucción, ya que ayuda a eliminar la grasa sobrante tras la intervención.

– Terapia relajante. Gracias a su forma de tratamiento está indicado para personas con estrés o ansiedad.

– Relaja los músculos. De la misma forma, proporciona relajación muscular, lo que permite un aumento de la movilidad intestinal y reduce la posibilidad de sufrir problemas relacionados como el estreñimiento.

– Alivia las piernas cansadas y la hinchazón. Sin duda se trata de un gran aliado para las piernas cansadas, ya que mejora la circulación reduciendo al mismo tiempo la hinchazón que puede causar la retención de líquidos o el embarazo.

– Mejora edemas y problemas respiratorios. También es muy utilizado para reducir edemas postoperatorios o causados por un traumatismo y para problemas respiratorios como la sinusitis, asma bronquial o resfriados crónicos.